¿Quieres cruzar a tu perrita?

Autor: Biol. Alejandra Pardo Menéndez

Imagínate la escena…. Tu perrita, tu linda y educada perrita, va a
tener cachorritos. Conseguiste un macho para cruzarla y ahora se va a
hacer realidad tu sueño. Toda la familia espera emocionada, los niños
están impacientes. Tu perrita tiene, por fin, ocho sanos y gorditos
cachorritos…están hermosos y todos son igualitos a ella. Los perritos
crecen felices y bien alimentados, todos encuentran una muy buena casa,
donde los van a querer mucho… y tú obtuviste una buena cantidad de
dinero con su venta.

Perfecto….¿no?

Pero, ¿sabías que existen muchos, muchísimos factores que pueden hacer que la realidad sea muy lejana a esta imagen perfecta?

Muchas
cosas pueden salir mal…y hacer que tu fantasía se convierta en una
pesadilla. Algunas personas creen que criar una camada es dejar las
cosas a “la Madre Naturaleza”, que todo será natural y normal; pero el
perro ya es una especie doméstica en la que el hombre ha influido por
muchísimos años, y por lo tanto, no siempre se puede esperar que todo
salga bien sólo por el hecho de ser algo “natural”.

Vayamos por partes. Para tener una camada, primero hay que seleccionar a los futuros padres.

Características Físicas: El estándar racial

Tu perrita quizá sea linda, tal vez sea muy buena o muy dócil, o una gran guardiana…pero ¿es realmente una fiel representante de su raza?

Cada
raza fue creada con un cierto propósito, y existen ya más de 400 razas
en el mundo. Hay una raza para cada gusto y estilo. Si tu perrita es de
una raza en especial, es importante que presente buenas características propias de su raza, y que tanto físicamente (su estructura) como su temperamento sean impecables.

¿Por qué? Porque cada perro necesita tener ciertas características físicas para poder cumplir su función, y eso lo establece su “estandar racial”.
Cuando un perro va a exposiciones, los jueces especializados comparan
sus características con las de un perro de su raza que sería “ideal”.
Esto es muy importante, porque si un perro tiene buena cabeza, o buenas
angulaciones, o un tamaño correcto, por ejemplo, significa que es un
perro que puede realizar su trabajo de manera adecuada, ya sea la
guardia, el pastoreo, la cacería, o cualquiera que sea la función
original de su raza.

Ahora bien, quizá te preguntes
para qué es esto si tu perrita no la utilizas para cazar, o para
guardar un rebaño…quizá ella sólo es tu compañía. Sólo la quieres de
mascota, ¿no? . Entonces ¿para qué sirve si ella cumple o no con un
estándar para su raza? Bueno, pues aunque ella solo sea tu fiel
compañera casera, si no tiene las características de su raza, puede
tener problemas graves. Por ejemplo, si la posición de sus patas no es
la ideal, podría no ser capaz de correr por largas distancias sin
cansarse excesivamente, podría quedarse coja muy joven, podría tener
problemas articulares dolorosos. Si su color no es “permitido” en su
raza, quizá se deba a que está relacionado con que los perros de ese
color comúnmente son ciegos o sordos. ¡Cualquier aspecto de un perro mencionado en su estándar, puede repercutir en su salud! ¡Por eso es TAN importante que tu perrita (y por supuesto, también su novio) tengan una excelente calidad, verificable en un concurso!

Además, hay miles de perros de raza pura abandonados cada año.
Muchos de ellos son hermosos y algunos hasta tienen registros o
pedigree. Si tantos perritos finos acaban en antirrábicos o en
situaciones peores…¿cómo puedes prometerle un buen futuro a cachorros
que no son tan buenos representantes de su raza? La gente es muy
elitista, y busca cada vez mejores cachorros.

Si tu
perrita ni siquiera es de una raza en específico (criolla o cruzada),
mejor ni consideres cruzarla. Encontrarles casa a perritos cruzados es
una tarea titánica. Difícilmente alguien los compra, y a la gente que
se le regalan perros muy fácilmente los tira al menor problema.. “Al
fin que ni me costó nada” .

Un criador responsablesólo
reproduce perros con calidad de exposición comprobada, Y ASÍ SE ASEGURA
DE QUE SUS CACHORROS VAN A TENER BUENA CALIDAD, BUENA SALUD Y MEJORES
POSIBILIDADES DE ENCONTRAR UNA CASA PERMANENTE.

Salud y enfermedades genéticas

Ese
es solo el principio. Tu perrita parece estar sana…en realidad nunca ha
sido enfermiza. Y ya viste a su novio y también se ve sano. Pero verse sano no significa estarlo, y menos significa que no se va a transmitir ninguna otra enfermedad genéticamente a los cachorros.

Todas las razas presentan varias enfermedades genéticas,
es decir, problemas físicos de leves a muy graves, que transmiten los
padres a sus cachorros. Algunos son muy evidentes, y si los papás se
ven enfermos, los cachorros seguramente lo estarán. Por eso nunca deben
cruzarse perros que estén cojos, vean mal, oigan mal, tengan problemas
de piel, alergias fuertes, o alguna otra enfermedad.

Aún
así, la mayoría de enfermedades genéticas no son tan obvias, y los
padres, aún viéndose sanos, pueden transmitir un problema a su camada.
La displacia de cadera,
por ejemplo, afecta a casi todas las razas grandes, y algunas medianas,
y puede hacer que los cachorros necesiten cirugías muy costosas para
poder caminar, o que incluso sea mejor sacrificarlos a temprana edad.
También muchas razas presentan Atrofia Progresiva de Retina…y los
cachorros pueden estar completamente ciegos a los 3 años, o
antes. También puede haber graves defectos en el corazón de los
cachorritos, o sus pulmones, o en su sangre y tener problemas de
coagulación. O quizá tendrán desórdenes hormonales toda su vida… o
perderán todo su pelo en sus primeros años.

¿Conoces bien la raza que quieres criar? ¿Has estudiado tú los problemas genéticos que puede tener tu raza? ¿Conoces A FONDO a ambos perros, sus progenitores, sus ancestros, a todos los perros de sus líneas genéticas?
Si no lo has hecho, detente y no cruces a tu perrita. Tu hermosa camada
puede convertirse en un puñado de cachorritos deformes, o inválidos, al
nacer…o algunos años después, cuando ya son miembros queridos de una
familia. Imagina cómo le rompería el corazón a sus nuevos dueños el
saber que su perrito va a morir muy joven o con muchos dolores. Para
salvar a su fiel amigo, ¿podrán pagar cirugías de 5 ó 10 mil pesos…
quizá más? Y eso si su condición tiene remedio.

Antes
de cruzar a tu perrita, averigua qué defectos congénitos afectan su
raza, y hazla evaluar (también al macho) para asegurarte de que están
sanos. Acude a especialistas, porque muchos veterinarios
generales no cuentan con el equipo o los conocimientos necesarios para
lidiar con esto. Busca un ortopedista, o un oculista canino…o algún
experto en problemas cardiacos. ¡¡¡¡¿¿¿Suena caro????!!! Lo es,
vas a gastar bastante en esto, pero es el único modo de asegurarte
mayores probabilidades de tener una camada sana. En algunos casos,
incluso es necesaria una certificación especial, por escrito, de la salud del perro contra los principales defectos genéticos de su raza (por ejemplo, las certificaciones CERF u OFA).

También tienes que verificar el estado de ambos perros justo en el momento de pensar en cruzarlos. Los dos tienen que estar en excelentes condiciones
de peso, de pelaje, de su dentadura. ¿Han tenido enfermedades
recientes? Es recomendable, por lo menos, practicarles un análisis de
sangre, de orina y algunos cultivos bacterianos a cada uno, para
verificar que el momento sea adecuado.

Si no lo haces estás arriesgando a la perrita
a tener complicaciones en su embarazo, o en su parto, o a contraer
infecciones que se pueden transmitir mutuamente entre el macho y la
hembra, como la brucelosis.

Tiempo y dinero

Bien,
si ambos perros han pasado hasta ahora sus pruebas, son buenos
representantes de su raza, y se encuentran libres de enfermedades,
ahora debes considerar si tienes la infraestructura necesaria.

¿Tienes el tiempo para cuidar a la mamá y los cachorros?

El
celo de las perritas dura en promedio unas tres semanas. ¿Estás
dispuesto a cuidarla, protegerla y llevarla a cruzar en el momento
adecuado? A veces ese “momento adecuado” debe ser también determinado
por un veterinario (¡más gastos!) por medio de una citología… y quizá
no se coordine con tu día libre, o con el lapso de menos tráfico para
llevarla a cruzar. Tu perrita puede cruzarse en minutos…o hacerte
esperar a ti y a su galán varias horas antes de decidirse a aceptar al
macho. Pueden ser necesarias varias montas. A veces se le tiene que
ayudar a uno de los perros o a los dos…a veces es imposible que cierta
pareja se cruce..y habrás perdido bastante tiempo valioso. Siempre debe
haber alguien presente en el momento de la monta, ya que a veces los
perros pueden lastimarse.

Una perrita embarazada se puede poner sensible y necesitar más compañía de lo normal ¿tienes tiempo?

Puede ser necesario llevarla con el veterinario a verificar su estado..a tomar ultrasonidos o radiografías ¿tienes tiempo?

Puede decidir tener sus cachorros en la madrugada (lo más común ¿tienes tiempo?

¿Qué
tal si al día siguiente tienes que trabajar… o los niños deben ir a
la escuela? ¿Qué tal si el trabajo de parto le lleva más de un día?
¿podrás dejar de asistir a tu trabajo o tus obligaciones? ¿tienes
tiempo?

¡No se puede dejar a una perrita sola en el
parto, ya que hay complicaciones posibles que pueden atentar contra la
vida de ella y sus cachorros! ¿Te vas a quedar a dormir con ella… un
día, dos días… más días?

¿Qué pasa si ella es una
de esas mamás que no atienden a sus cachorritos, que los agraden, que
no tienen suficiente leche, que necesitó una cesárea y está dormida?
¿Qué pasa si hubo un problema y tu perrita murió?

¿¡Puedes cuidar a su camada día y noche, cada par de horas durante su primer mes y medio?! ¿Tienes tiempo?

Tendrías
que olvidarte de salidas, de dormir una noche entera, de fiestas y
reuniones… porque los cachorritos tienen hambre… o tienen frío… o
les dio diarrea.

Ahora piensa en los gastos.
Muchísima gente cree que criar perros es un buen negocio. ¿Tú también
lo crees? ¿Cuánto crees que cuestan los estudios de salud de ambos
perros?

Veamos…tendrías que pagar:

  • Gastos veterinarios antes de la cruza (Entre $2,000 y $5,0000 pesos)
  • Asesoría veterinaria durante la cruza,
  • Probablemente te cobren por la monta, ya sea dinero o un cachorro
  • Alimentación especial de la perrita mientras está gestante (algunas son muy exigentes)
  • Vacunación y desparasitación de ambos perros antes de la cruza (Mínimo $500 pesos)
  • Diagnóstico de que la perrita está embarazada, ya sea palpación, ultrasonido o radiografía (calcula entre $200 y $1,000 pesos)
  • Chequeo de los cachorritos y la mamá después del parto
  • Alimentación de los cachorritos (los cachorros comen muchísimo)
  • Vacunas y desparacitación de los cachorros
  • Gastos por anunciar la camada
  • Cirugías en caso de necesitar corte de cola, orejas, espolones…según la raza.

Y
eso no es todo, si tu perrita necesita cesárea, el costo es elevado.
Considera cuánto te costaría si los cachorros necesitan algún
tratamiento, o si la perrita sufre eclampsia. ¿Qué pasa si la perrita
aborta, o todos nacen muertos? Entonces no podrás recuperar nada vendiéndolos. Si nacen con defectos y no los puedes vender no ganarás nada.
Tu perrita puede tener piometra, una infección uterina frecuente, y
perder su camada y necesitar una esterilización de urgencia para que no
muera..eso significa no más cachorros, y sí al gasto de una cirugía.

Ahora sí… ¿tienes el dinero suficiente?

¿Puedes
pagar una instalación adecuada, una paridera segura y limpia, un
cobertor eléctrico o focos para calentar a los cachorros? ¿Tienes un
cuarto privado, tranquilo, pero dentro de casa, para la camada? Los
cachorros no deben nacer en el garage, en un cuarto en el patio
o en la azotea. Necesitan higiene, supervisión y mucha limpieza, además
de un lugar ventilado pero sin corrientes de aire…¿tienes un lugar así?
Necesitas toneladas de periódico… va a salir bastante basura las
primeras semanas.

Los perritos empiezan a caminar a
las 3 semanas de vida, y para la 5ta. semana cualquier camada se
convierte en un puñado de cachorros juguetones, que pueden romperte
objetos, destrozar alfombras, hacer hoyos en el pasto, morder cosas.
¿Tienes tiempo para empezar a educarlos…y dinero para pagar lo que
rompan?

¿Qué tal si tardan en venderse, porque la
raza no es muy popular o hay mucha competencia? Piensa en mantener unos
4 ó 5 perritos de varios meses de edad… piensa en su tamaño, en
alimentarlos y cuidarlos adecuadamente.

Futuros hogares

Si hasta aquí has sobrevivido a tu camada, ¡felicidades! Pero ahora viene un paso muy complicado: encontrarle casa a los cachorros.

No es fácil conseguirles casa permanente a los cachorritos. Siempre
hay personas interesadas en ellos, pero ¿podrán dedicarles suficiente
tiempo y atención? ¿sabrán educarlos? ¿podrán pagar sus gastos
veterinarios de por vida? ¿conocen la raza?. Tener un perro es una responsabilidad para los siguientes 10-12 años de su vida. ¿Cuidarán de ellos todo ese tiempo?

Si tú criaste la camada, eres responsable de ella, y no sólo ahora, sino que TODA SU VIDA.

¿Quieres
que tus cachorritos tiernos y gorditos, al ser grandes, terminen
abandonados en la calle, atropellados, vagando muriendo de hambre o en
un refugio por años sin encontrar hogar? Muchísimos perros, aún caros, finos y de raza, terminan así. ¿Cómo vas a asegurarte de que los tuyos no tendrán ese final?

Ahora
te podrán decir que les encantan tus cachorros, que los van a cuidar,
que los quieren mucho…¿y luego? La vida da muchas vueltas, la gente se
casa, se divorcia, cambia de trabajo o de residencia, tiene hijos, y
las circunstancias cambian. ¿Qué pasará en 5 ó 10 años? ¿Sabes cómo va
a ser tu vida en 10 años? ¿Cómo puedes esperar que las personas que van
a adoptar o comprar tus perritos lo sepan? La verdad… no lo sabes.
Pero un buen criador entrega a sus cachorros con un contrato por
escrito, en el que menciona que si los nuevos dueños no se pueden hacer
cargo del perro, en algún momento de su vida, deben avisarle a su
criador o regresárselo.

¡Qué pasaría si en unos años
alguien te habla y te devuelve a uno de tus perritos? Quizá ya no sea
el tierno cachorrito que recuerdes. Tal vez sea ya un perro mayor que
no socializaron bien, y ahora es un demonio gruñón, que no se deja
tocar y ataca a quién sea. A lo mejor lo atropellaron, y por falta de
cuidados ahora cojea..o ya está ciego, o el pelo lo tiene todo sucio y
enrredado, o tiene problemas de comportamiento y ensucia toda la casa.
¿Lo aceptarías? Tú eres responsable de ese y todos los cachorros
que criaste, y a lo largo de toda su vida. Es tu deber asegurarte de
que no acaben en la calle o maltratados.

¿Por qué
piensas en cruzar a tu perrita? ¿Sabes lo que necesitas hacer antes,
durante y después de que tiene sus cachorros? ¿Conoces a fondo tu raza?
¿Sabes para qué fue creada, con qué fines, con qué estructura, con qué
temperamento ideal? Sé sincero, ¿Cuál es el motivo de querer “tener
perritos”?.

Si es por dinero, difícilmente vas a recuperar siquiera lo que gastaste.

Si
es para que los niños vean “el milagro de la vida”, piensa en
platicarles acerca del “milagro de la muerte o el milagro de los
defectos congénitos”. ¿Qué pasaría si tus niños ven el parto (que de
por sí es algo sangriento), y observan como nace un perro momificado,
negro, maloliente, que nunca terminó de formarse, o si ven a su perrita
sufrir por un cachorro atorado..y morirse si nadie la atiende, o ven
nacer cachorritos deformes o incompletos? Es difícil para cualquier
adulto pasar por ello, y es más injusto que lo observen los niños
pequeños.

Si te gusta mucho tu mascota, mejor adopta
una parecida, de las miles que hay en refugios, o bien, contacta un
criador responsable y ético para conseguir un cachorro con
características específicas.

Si alguien te dijo que tu perro necesita cruzarse para estar sano o para no morir. Está mintiendo.
Ningún perro necesita reproducirse para sobrevivir o para estar
contento. Al contrario, lo mejor que puedes hacer por tu perro es esterilizarlo, ya que su salud y temperamento pueden mejorar después de esta sencilla operación.

Si
aún después de pensarlo decides criar perros, hazlo éticamente, de la
manera correcta. Infórmate muy bien y conoce todo lo que puede pasar,
lo bueno y lo malo, sé objetivo, no idealista. Criar no es un sueño
hecho realidad, sino una actividad costosa que puede salir totalmente
mal, especialmente si no te preparas lo suficiente. Sé responsable y
busca asesoría de profesionales que te encaminen y asesoren.

De lo contrario, lo mejor que puedes hacer es esterilizar a tus animales.


Alejandra es bióloga, adiestradora canina profesional, y criadora responsable de galgo italiano

Fuente: http://www.proyectomascota.com

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Quieres cruzar a tu perrita?

  1. paula dijo:

    Me pareció muy interesante tu articulo, ojala y todos los que de alguna manera se quieren ver reflejados o realizados en sus perros, lo leyeran antes de producir mas perritos que finalmente no sabremos su futuro ni su suerte. Paula

  2. mariana dijo:

    excelente articulo, ojala todos nos hicieramos mas concientes.. no necesitamos mas perros, mas bien deberiamos popularizar la adopcion de los que ya estan aqui y que no tienen un hogar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s