La alimentación natural.

Por: Paulina Casas

 

Para comprender un poco mejor del por qué es más adecuada y adaptada este tipo de alimentación para nuestros perros, hablaremos un poco sobre la anatomía y fisiología de nuestros amigos caninos.

 

 

Anatomía y fisiología del perro

 

 

El perro está adaptado biológicamente con una anatomía interna y fisiología de un carnívoro para una alimentación natural basada en huesos carnosos y carne cruda. Su dentadura está mejor adaptada para el desgarre y trituración de huesos y carne, su fórmula dentaria consta de 42 dientes: 6 incisivos, 4 colmillos, 8 premolares y 5 molares. Los incisivos están adaptados para desgarrar y arrancar la carne al igual que los colmillos, los molares más en específico los carniceros cumplen con la función de triturar los huesos y cortar la carne.

 

Los perros alimentados con croquetas, nunca llegan a utilizar su dentadura completa pues únicamente utilizan los últimos 2 molares llamados “bulbosos”, pequeños dientes planos para medio masticar el alimento. Considerando que los perros no mastican, casi no utilizan estos dos últimos molares pues tienden a engullir el alimento casi completo debilitando la dentadura de las mascotas y aumentando las enfermedades periodontales en ésta. Los huesos carnosos crudos son una fuente natural para la limpieza dental del perro, ayuda a mantener una dentadura limpia libre de sarro y placa así como unas encías sanas, que tienden a padecer gingivitis fácilmente por la acumulación del sarro, enfermedad muy común en perros que se ve muy frecuente en las clínicas veterinarias el cual si no es tratado puede provocar una periodontitis hasta terminar dañando órganos internos.

 

El perro consta de un aparato digestivo corto y sencillo en comparación a la de un omnívoro, cuentan con un intestino ciego no desarrollado y colon corto lo que significa que la comida pasa rápidamente por lo cual la materia vegetal no tiene tiempo para descomponerse ni digerirse y poder ser digerida correctamente por el perro. Por esta razón este tipo de alimento deberá de ser pre-procesado para que así el perro pueda obtener algo de nutrientes aunque no los suficientes ni los adecuados para su metabolismo. Tampoco producen enzimas en cantidades suficientes para sintetizar el almidón, celulosa y carbohidratos que vienen en los granos y vegetales, esto hace que el páncreas se esfuerce para así poder digerir los alimentos altos en carbohidratos al igual que tampoco cuentan con las bacterias necesarias para descomponer las celulosas y el almidón con lo cual no obtienen todos los nutrientes que están disponibles en estos alimentos.

 

En base a lo explicado anteriormente, el tiempo de digestión de un alimento alto en carbohidratos es de aproximadamente 12 horas mientras que con alimento natural es de apenas 5 horas reduciendo así el trabajo de digestión del organismo y maximizando el aprovechamiento de los nutrimentos que se encuentran en el alimento.

 

 

Alimentación natural

 

La alimentación natural o también comúnmente llamada Biologically Appropriate Raw Food (BARF) o en español Alimento Crudo Biológicamente Apropiado (ACBA), fue desarrollada por los pioneros médicos veterinarios, el australiano Ian Billinghurst (1973) , el estadounidense Richad Pitcairn (1978) y el inglés Tom Lonsdale (1990). La dieta BARF se basa en alimentar con huesos carnosos crudos, vísceras, vegetales crudos y suplementos siendo una alimentación mejor adaptada para el organismo del animal tanto anatómica como fisiológicamente, en lugar de alimentarlos con alimentos cocinados o alimentos comerciales procesados donde más del 60% están hechos a base de cereales y granos.

 

Podemos encontrar diversa información sobre este tipo de alimentación en las publicaciones que han hecho los pioneros, Pitcairn describe en su libro “Guía completa del cuidado natural para perros y gatos” lo que verdaderamente contiene los alimentos procesados, explica la razón del por qué no son aptos ni adecuados para nuestras mascotas así como una amplia información sobre la alimentación natural. El Dr. Ian Billinghurst y en sus publicaciones como “Cría a tu cachorro con huesos” ayuda a los dueños a saber cómo criar a un cachorro adecuadamente con esta alimentación. Tom Lonsdale nos habla sobre lo que él llama “modelo presa” en su libro “Hacen maravillas: alimenta a tu perro con huesos carnosos crudos” nos explica sobre este nuevo método de alimentación, donde se incluye únicamente carne, huesos carnosos crudos y vísceras, Tom explica que para un perro siendo carnívoro no necesita de vegetales, suplementes y toda la variedad que BARF nos ofrece siendo así más fácil y económico para los propietarios. Su método de “modelo presa” se basa en tratar de asemejar lo más posible a como un carnívoro en estado salvaje, cazando su presa y alimentándose de ella donde comerá tanto hueso, carne, vísceras e inclusive en ocasiones el estómago con todo y el contenido pre-digerido.

 

En la alimentación natural hay dos conceptos que a lo largo del tiempo se han generado por veterinarios, biólogos y dueños que alimentan de esta forma a sus mascotas, el primer concepto es el ACBA que se basa en dar además de huesos, carne cruda y vísceras, vegetales, frutas, probióticos, enzimas y suplementos alimenticios, este tipo de alimentación es el más popular y utilizado por los dueños de mascotas, el segundo concepto es el llamado “modelo presa” introducido por el veterinario Tom Lonsdale quien describe que el perro no necesita de suplementos, vegetales o frutas para su desarrollo óptimo, el “modelo presa” se basa en asemejar en lo que comería un cánido en estado salvaje lo cual sería alimentarse de su presa, músculo, piel, vísceras, hueso y ocasionalmente contenido estomacal. Ambos tipos de alimentación han sido bien aceptados por la sociedad al igual que ambos han demostrado dar buenos resultados en cuanto a la salud de sus mascotas.

 

 

Carne

La carne es la principal fuente de proteína para los perros. La proteína es uno de los elementos más importantes para la buena salud del cuerpo, algunas proteínas actúan como hormonas, también es la fuente de material de construcción para el cuerpo de los perros ya que los tejidos, huesos y nervios están hechos principalmente de proteína, es materia prima para los músculos, huesos, uñas, piel, sangre y órganos, puede ser utilizada como una fuente de calor y energía. Durante la digestión, las proteínas se descomponen en aminoácidos. Existen 22 aminoácidos en las proteínas, 12 son no esenciales ya que el organismo puede sintetizarlas y no es necesario incluirlas en el alimento, los 10 restantes no son sintetizados por el organismo y es necesario que estén en la alimentación. Para que las proteínas sean eficientes, deben ser digeribles y de buena calidad, la medida en la que un perro puede utilizar las proteínas de la dieta como fuente de aminoácidos y nitrógeno depende de la digestibilidad y características de las proteínas incluidas en la dieta. La digestibilidad se puede definir como la cantidad de nutrientes que aprovecha un animal, así mientras más digestibilidad tenga una proteína y contenga la cantidad de aminoácidos esenciales adecuada para las necesidades del animal, se considera entonces proteína de alta calidad. Cuanto mayor sea la calidad de una proteína en la dieta, menos cantidad precisará el animal para cubrir sus necesidades de aminoácidos esenciales.

Por lo tanto la proteína animal se considera como proteína completa y la proteína vegetal se considera como una proteína no completa debido a su perfil de aminoácidos.

 

Los aminoácidos esenciales son:arginina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, triptofano, treonina, valina y taurina.

 

Los aminoácidos que más faltan en la proteína que proviene de plantas es la arginina, taurina, metionina, lisina y triptofano. El maíz no contiene nada de glicina, lisina o triptofano. La falta de estos aminoácidos esenciales denota la calidad de la proteína en el alimento. La carne contiene todos los aminoácidos esenciales y es considerada como proteína de alta calidad. El huevo es un alimento que se considera que tiene todos los aminoácidos esenciales en cantidades suficientes.

 

Lista de la digestibilidad de la proteína:

Huevos: 1.00

Carne (músculo): 0.92

Órganos (viseras): 0.90

Leche, queso: 0-89

Pescado: 0.78

Arroz: 0.72

Avena: 0.66

Trigo: 064

Maíz: 0.54

 

Nota: los valores de esta tabla son aproximados, han sido tomados de diversas fuentes nutricionales.

 

La segunda proteína de calidad después del huevo es la proteína animal carne y órganos) con un 90% aprox. de digestibilidad, y la de más baja calidad es la proteína proveniente de plantas, que baja aun 45% de digestibilidad.

 

La carne hace una importante contribución a la ingestión de otros minerales esenciales como el zinc, cobre, manganeso y selenio, de los cuales todos ayudan a crear funciones del cuerpo saludables. La carne es una fuente importante de vitaminas B, vitaminas hidrosolubles que actúan como coenzimas de determinadas enzimas celulares involucradas en el metabolismo energético.

 

 

Hueso

Los huesos son la segunda fuente principal de alimento en la alimentación natural, ayuda a mantener una dentadura limpia y encías sanas así como una mandíbula fuerte, provee también entretenimiento al perro sustituyendo así a los juguetes y productos elaborados especialmente para perros para la limpieza dental y entretenimiento como lo son los huesos de carnaza, pasta de dientes, enjuagues bucales o kongs y lo más importante, se evita someter al animal bajo anestesia al menos una vez al año para una profilaxis dental.

El alimento procesado, en especial el alimento húmedo, favorece enormemente a la acumulación de sarro y placa en los dientes, esta acumulación es una ambiente favorable para bacterias causantes de infecciones y mal aliento. Los huesos carnosos crudos es una herramienta natural de limpieza dental. El hueso no solamente contribuye a lo ya mencionado, el contenido mineral es principalmente calcio y fósforo junto con otra pequeña cantidad de magnesio, sodio, potasio, cloruro y sulfuro. Los oligoelementos también están presentes como el hierro, manganeso, cobre, yodo y zinc.

El hueso de un animal joven está compuesto enormemente por cartílago además de ser flexibles siendo así una fuente valiosa de alimentación para el perro ya que pueden ser consumidos por completo.

 

El calcio en el hueso es el factor más importante, forma parte de muchas funciones del cuerpo. Hasta el 99% del calcio del organismo se halla en el esqueleto, actúa en cooperación con el fósforo en la carne para construir y mantener los huesos y los dientes en los perros. Es crucial para una sangre saludable y regula los latidos del corazón. Asiste en el procesos de la coagulación de la sangre y ayuda a prevenir la acumulación de mucha acidez o álcali en la sangre. El calcio también es responsable del crecimiento de los músculos, contracciones musculares y la transmisión de los nervios.

La dieta de los perros debe componerse por una fuente de calcio y fósforo ya que un exceso de calcio inhibe al fósforo, deberá de mantenerse una adecuada proporción calcio:fósforo, por esta razón es necesario alimentar no solamente da carne sino también de huesos carnosos crudos, en caso de no querer alimentar con huesos, se le deberá de suministrar calcio como suplemento.

Dentadura de una chihahueña de 7 años de edad alimentada de forma natural, sin profilaxias dentales, enjuagues bucales ni cepillados.

Chihuahueña de 7 años, rescatada. A la izquierda: colmillo con presencia de sarro. a la derecha: colmillo después de alimentarse de manera natural, sin necesidad de profilaxias o cepillos dentales.

 

Dentadura de una Cocker Spañiel iniciando con la alimentación natural después de alimentarse por 10 años con croquetas/pienso y realizarle profilaxias dentales cada año.

4 de Diciembre 2009. Dentadura del lado izquierdo.12 de Diciembre 2009. Una semana después a la foto inicial. Se puede observar una mejoría en los molares.1 de Marzo 2010. 3 meses después y los molares están totalmente limpios, libre de sarro.12 de Diciembre 2009 Dentadura del lado derecho.1 de Marzo 2010. Dentadura del lado derecho. Aunque el proceso ha sido lento del lado derecho, se puede observar de igual manera un cambio en su dentadura.

 

 

Vísceras

Los órganos de los animales destinados para consumo humano como son el corazón, bazo, riñón, pulmón, hígado, tráquea, páncreas, etc, forman parte de la dieta de un perro alimentado naturalmente, es una fuente importante de vitaminas y minerales. Se deberá de suministrar vísceras una vez a la semana siendo el hígado el mayor órgano a consumir. El hígado es una fuente rica en vitamina A, D, hierro, cobre y proteínas, la vitamina A interviene en la visión, crecimiento óseo, reproducción y mantenimiento de los epitelios, su deficiencia puede provocar alteraciones del crecimiento, dermatosis y su exceso deformidades óseas, la vitamina D es fundamental para el metabolismo y la homeostasis del calcio y del fósforo, su exceso puede provocar hipercalcemia y su deficiencia raquitismo.

Se puede suministrar una vez a la semana como alimento completo de un día.

 

El páncreas es una rica fuente de enzimas digestivas, y es ideal para aquellos perros que sufren de insuficiencia pancreática. La panza verde, estómago de los rumiantes que no ha sido sometida a escaldado y blanqueado lo que la hace no apta para consumo humano pero sí para los perros ya que tiene el contenido ruminal, el contenido ruminal, es materia verde pre digerida por el mismo rumiante, el perro al carecer de enzimas para digerir dicha materia vegetal y al consumirla ya pre digerida, la absorción de los minerales y vitaminas se optimiza.

 

 

Beneficios de la alimentación natural

La alimentación natural conlleva muchos beneficios tanto para la mascota como para el propietario. Gracias a la adecuada cantidad de carne-hueso, las heces del perro serán en menor cantidad y frecuencia, más duras, consistentes y casi sin olor haciendo la limpieza más fácil, al ser más duras, ayuda a que los sacos anales situados debajo del ano se limpien de forma más eficiente reduciendo así los problemas de infección y el mal olor en el perro ya que gracias al contenido de los sacos anales, el perro puede llegar a presentar mal olor por lo que tendrán que ser drenados

 

Heces de una perrita tipo labrador de 2 años alimentada con alimento comercial.

Imagen 1 (Click para ver la foto)

 

Heces de una pastor alemán de 1 año de edad, alimentada de forma natural desde los 2 meses de edad.

Imagen 2 (Click para ver la foto)

 

Comparación de ambas heces.

A la izquierda: heces de una pastor aleman de 1 año alimentada de forma natural.

A la derecha: heces de una perrita tipo labrador de 2 años de edad alimentada con alimento comercial.

Imagen 3 (Click para ver la foto)

 

Mantiene una dentadura limpia y sana eliminando el mal aliento, reduciendo las enfermedades periodontales. Promueve una piel y pelaje saludables y brilloso, reduce la caída de pelaje, problemas dermatológicos, alergias e infecciones tales como en oídos u otros órganos así como problemas intestinales como diarrea, estreñimiento, síndrome del colon irritado, gastritis, es una dieta ideal para controlar los problemas de sobre peso, optimiza el sistema inmunológico y ayuda en problemas de temperamento. También elimina el mal olor en el perro, un alimento alto en carbohidratos provoca un olor peculiar en el perro erróneamente llamado “olor a perro”, este olor no es normal en el perro ya que inclusive puede presentarse después de bañar al animal y especialmente cuando se moja.

 

Los cachorros alimentados de esta forma tienen un crecimiento más lento, indispensable para las razas gigantes o grandes ya que le da tiempo al cuerpo a acostumbrarse al peso del animal, las articulaciones soportarán mejor el peso del perro disminuyendo la incidencia de displasia de cadera o problemas articulares. Su sistema inmunológico se optimiza dándole una resistencia natural a enfermedades y parásitos.

El perro tendrá una gran variedad de alimentos entre las diferentes especies que puede comer como lo son conejo, caballo, vaca, cerdo, pollo, pavo, pescado, esto reduce los problemas de alergia y mantiene la palatabilidad en la alimentación. Se le puede suministrar botánica ayudando a su organismo a funcionar de una manera óptima como los probióticos que ayudan al sistema digestivo a combatir bacterias patógenas e ingredientes que son bactericidas y repelentes naturales.

 

 

Riesgos y desventajas

Como con cualquier tipo de alimentación, los riesgos siempre pueden estar presentes, una mala información puede provocar la carencia o exceso de cierto nutriente, dar más carne que hueso haciendo las haces más flojas o diarreas ó viceversa, dar más hueso que carne provocando estreñimiento además de no establecer la relación cálcio:fósforo que se requiere. En general este tipo de problemas no es muy frecuente ya que las mismas heces del perro indicarán si se está dando la cantidad suficiente de hueso y carne.

Al hacer el cambio de un perro alimentado con croquetas a natural, siempre existe la posibilidad de que el perro entre en un periodo de desintoxicación y adaptación lo que se resume a vómitos y diarreas, el cuerpo comenzará desintoxicarse de los ingredientes sintéticos y no necesarios para el organismo, también la flora bacteriana intestinal del perro deberá de acostumbrarse al nuevo alimento, esto provocará diarreas y/o vómitos en el perro por algunos días e inclusive hasta por 1 solo día, se recomienda hacer un cambio gradual del alimento para reducir las diarreas y vómitos, el cambio repentino de alimento puede favorecer más a estos síntomas e inclusive prolongarlas. Los síntomas de la adaptación y desintoxicación no deberán de considerarse como un problema ya que es algo natural del organismo siendo una forma de adaptabilidad y cambios fisiológicos

 

Para los perros de pelo largo o blanco y/o con barba, puede ser molesto para el propietario que se manche de sangre y carne las pastas y hocico ya que puede llegar a quedar el olor de carne en el perro y pelo enredado especialmente en aquellos perros de pelo largo y rizado como lo son los poodles. Los perros por instinto y naturaleza tienden a guardar su comida, si en su entorno no hay tierra donde pueda esconder su alimento, intentará sustituir ese ambiente por camas, cojines, zapatos, ropa o closets intentando así guardar la ración de su alimento, esto puede ser molesto para el propietario ya que la comida puede quedar guardada por varios días, para estos perritos que guardan sus tesoros lo ideal sería vigilar al animal para que se termine su ración y en caso de no hacerlo, retirárselo y guardarlo. Otro problema que muchos usuarios consideran, es la preparación de la comida, si de cierta forma no se prepara ni se cocina nada, se deberá de guardar el alimento en raciones para cada día y así poder congelarla para servirla el día que le toque la ración correspondiente siendo más tardado que abrir un costal de croquetas y servir.

 

Los huesos pueden presentar un gran riesgo si no se suministran de forma correcta, se deberá de dar un hueso de acuerdo al tamaño del perro, no se le podrá dar un hueso demasiado pequeño con la capacidad de que pueda introducir todo el hueso en el hocico, esto podría ocasionar que trague el hueso y haya obstrucción en el esófago o intestino. El hueso siempre deberá de dar del tamaño suficientemente grande para obligarlo a roerlo y no a tragarlo por completo. Algunos huesos, como los huesos largos (fémur, tibia, húmero) no deben de suministrarse como alimento ya que son huesos duros que pueden inclusive romper algún diente, se deberán de dar como huesos recreacionales, es decir, para entretenimiento y limpieza dental por un corto tiempo, el hueso no deberá de darse sin carne, deberá de contener suficientes ligaduras y cartílago para que pueda roerlo sin problema a que un diente se rompa.

 

Mucha gente suele cocinar los huesos cambiando la estructura molecular del hueso, los huesos cocinados suelen astillarse y son los que por lo general, ocasionan las perforaciones intestinales.

Otro problema es que un perro con sistema inmune suprimido o comprometido no deberá de alimentarse con alimento crudo ya que no cuenta con las defensas como para combatir las bacterias y parásitos de la carne cruda, si el animal está sometido a un tratamiento que le compromete su sistema inmunológico no se le deberá de dar alimento crudo sino cocido pero no en su totalidad.

 

 

 

Fuentes:

– Case L.P [Et al.] 1995 “Nutrición canina y felina: guía para profesionales de los animales de compañía.” 2ª edición, Madrid: Harcourt.

– Lonsdale T. 2005. “Hacen Maravillas: Alimenta a tu perro con huesos carnosos crudos.” Inglaterra: Dogwise.

– Flores E. 2006. “Porque es mejor crudo que cocinado.” Consultado el: 05 de Junio del 2009. Disponible en: http://lobourbano.com/pages/news.htm

– Martin Ann N. 1997. “Food pets die for: Shocking facts about pet food” Estados Unidos: NewSages.

– “Biological food for dogs and cats: The biological food concept and the dietary needs of domestic dogs and cat.” Consultado el: 06 de Junio del 2009. Disponible en: http://www.acanaspain.com/orijen/documents/ORIJEN_White_paper.pdf

http://www.b-naturals.com

– Gracias a Giselle Yanes por brindarnos las fotografías de la dentadura de Reyna, su Cocker Spañiel.

Esta entrada fue publicada en Alimentación natural. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La alimentación natural.

  1. Pingback: Sobre la Dieta BARF | Perros de trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s